¿Campeón o bribón? (I)

by Pedro on 6 Octubre 2006

Este escrito pretende llamar la atención sobre un mal  (en mi opinión) de nuestro deporte  de la vela: los regatitas tramposos (fulleros, bribones, petardistas, picaros, pillos, estafadores, etc….).
Animo a desenmascararlos en todas partes. Y si mi opinión no tiene fundamento, estaría encantado de escuchar o leer las vuestras  y  abandonar mi error, y disfrutar más de la vela.

Definición de bribón:
1. Dado a la briba.
2. Bellaco.
Briba: Holgazanería picaresca
Holgazanería : antónimo de diligencia.= negligencia
Negligente: no cumplidor.

Luego podemos decir que:  bribón es un “no cumplidor”.
Sinónimos de bribón: bellaco , canalla, granuja, truhán, rufián , pícaro.

Mal empezamos si dentro de los sinónimos de “tramposo”, (que infringe maliciosamente las reglas de un juego o una competición) se encuentra el de “bribón”, y éste es el  nombre del barco más laureado y mejor representado de la flota española. Aunque “la mujer del….,  no solo debe ser…., sino también parecerlo”.
 

Principio básico del Reglamento de  Regatas a Vela
 (Literal del Reglamento de Regatas a Vela)

DEPORTIVIDAD Y EL REGLAMENTO
En el deporte de la vela los participantes se rigen por un conjunto de reglas y se espera de ellos que las cumplan y las hagan cumplir.  Es un principio fundamental de la deportividad que cuando los participantes infrinjan una regla se penalicen con prontitud, lo que puede ser retirarse.
En el fútbol,  deporte seguido por casi todo el mundo, aunque cincuenta mil espectadores y otros veintiún  jugadores vean una falta, el infractor no tiene por qué reconocerlo si no  se lo dice el árbitro. Uno frente a cincuenta mil veintiuno. ¡Qué barbaridad ¡

Pero no es así en la vela: “… se espera de los participantes que cumplan las reglas y las hagan cumplir.”   

“…las hagan cumplir” .

Entendemos que las tienen que hacer cumplir a los otros participantes, contrincantes incluidos. Cada participante es juez, tiene que declarar el incumplimiento de una regla, aunque sea su compañero  de club, de  viaje o de juergas. En el fútbol sólo el árbitro está capacitado para hacer cumplir las reglas, para  pitar una falta, y el resto de participantes pueden ser amonestados si protestan  de un contrario.
No es muy acertada la expresión del Reglamento de Regatas a Vela (RRV) cuando da derecho al participante a protestar. Debería exigir al participante el deber de protestar, puesto que se espera que haga cumplir las reglas.
Así el artículo 60 debería decir: Deber de protestar. Derecho a solicitar reparación. Y en 60.1 debería decir: Un barco debe, en lugar de: Un barco puede.

¿Hay que protestar por una falta presenciada, aunque no haya estado directamente implicado en el incidente?
Puede, más bien debe, protestar contra otro barco cualquiera que incumpla una regla de cualquier parte del Reglamento. Y si es de la parte 2, debe al menos haberla presenciado.
Así que hay que protestar al ver a otro barco que:

  • no se mantiene separado de otro con derecho de paso.
  • contacta con otro barco
  • contacta con una baliza en el tramo del recorrido.
  • sale antes de la salida
  • se salta una baliza
  • recibe ayuda externa no permitida en el artículo 41
  • realiza un propulsión como las prohibidas en el artículo 42.2
  • y todas las demás contrarias a las reglas.

Me diréis que para  protestar hay que conocerse el RRV, pero no es necesario ser experto en él para protestar por contacto entre barcos, por toque de barco con baliza, por saltarse una baliza, que son la mayoría de las faltas que se cometen en una regata.

¿Por qué está mal visto protestar a un tercero si el reglamento lo  pide?. ¿Por qué somos más cómplices  que legales?
Será por lo de chivarse. Sería mejor hablar de delatar, descubrir, denunciar. Aunque protestar es “mostrar disconformidad “.¿ Es propio de nuestra cultura latina?.
Democrates decía que: “Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa “.
 

Más vergüenza y menos reglas
Mal visto protestar, mejor visto ser bribón.
Da vergüenza protestar a un “sin vergüenza”
Los hombres no tienen más que dos frenos, la vergüenza y la fuerza (Ugo Foscolo) que es lo mismo que  ya dijo Séneca: “Lo que la ley no veda puede vedarlo el pudor”. Así que si no tenemos suficiente fuerza (léase policías, jueces, árbitros, etc.,) descubramos nosotros mismos al “sin vergüenza”. Todo el rubor sobre el bribón.
En el mundo suele llamarse habilidad a la falta de vergüenza. (Cándido Nocedal ,1821-1885, político español.) Y así vemos que  se aplaude, en lugar de abuchear, al “hábil”  delantero que engaña al árbitro llevándose el balón con la mano, simulando hacerlo con la cabeza, y mete gol.
Y  Cleóbulo (siglo VI a. C.); uno de los Siete Sabios de Grecia, ansiaba vivir en un estado donde los hombres temieran menos las leyes que la vergüenza.

Quizás nuestro RRV sea tan amplio, y no pare de crecer con la revisión de cada cuatro años, pues estamos tratando un imposible, como pensaba Demonax, lúcido griego que vivía en Mantinea, (sigloVI a. C.): “Las leyes son inútiles, porque los buenos no las necesitan y los malos no se hacen mejores con ellas��?.

Publicada ya la parte II . Para ir a ella pulsar aqui

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews

{ 2 comments… read them below or add one }

Gabriel Moraga Octubre 25, 2007 a las 12:40 pm

Pedro, me he tomado la libertad de publicar en nuestro sitio www,regatasvichuquen.cl/velerosrc , tu articulo y asi dar a conocer escrito del cual estoy muy de acuerdo. Saludos y buenos vientos desde Chile

Ximo Noviembre 8, 2006 a las 1:55 pm

Pedro tienes toda la razon del mundo, ademas yo añadiria que a estos eventos se va a disfrutarrrrrrrrrrrrrrrrrrr, no ha delinquirrrrrrrrrrrrrrrr

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: